Mark Strong and Sacha Baron Cohen in Columbia Pictures' THE BROTHERS GRIMSBY.

Siempre me ha ocurrido algo curioso con Sacha Baron Cohen, como cómico me parecía extraordinario, sus estrafalarios personajes eran divertidos y sus incendiarias apariciones en público podían llegar a ser descacharrantes. Para el recuerdo quedan las cenizas de Kim Jong-Il sobre el traje de Ryan Seacrest, sus genitales sobre el rostro de un Eminem bastante mosqueado o su reciente aparición en los Oscar, de tapadillo y maquillándose en secreto en el baño. Pero esos personajes tan bien situados fuera de contexto y que daban lugar a un gag desternillante no acaban de funcionar en la gran pantalla, es más, sus películas me parecían horribles y aburridas, algo no acababa de congeniar, ni siquiera la aplaudida Borat consiguió despertarme un atisbo de diversión. El problema de las películas de Cohen es que abusaba demasiado del personaje hasta llegar a saturarle. Quizá su nueva película Agente Contrainteligente empezó siendo sobre el papel una historia similar alrededor de su personaje, pero en el momento en el que se introduce una entretenida trama de espionaje y se reformula la posición del personaje convirtiéndole en parte de una pareja de detectives imposibles, no cabe ninguna duda de que el humor del cómico acaba ganando, y con ello también la película al tener una obvia pero solvente pared contra la que chocarse.

Hace cosa de diez años saltó la noticia de que Sacha Baron Cohen pretendía llevar a cabo un remake de Torrente. Como tantos otros montones de rumores que llenan el papel cuché hollywoodiense, todo pareció quedar en agua de borrajas y jamás se volvió a saber de ello. Pero viendo Agente Contrainteligente uno se da cuenta rápidamente que ésta es la versión de Torrente del cómico inglés, una versión pasada por la maquinaria hollywoodiense, que si bien pierde la parte cínica que tenía la primera entrega de la saga de Segura, si que funciona como una osada y salvaje mezcla de homenaje al cine de espías inglés mezclado con las buddy movie americanas con un ritmo propio del cine de acción americano y que filma con solvencia y agilidad todo un experto de esto como el francés Louis Leterrier, que jamás olvida tampoco de dotar de comicidad a la acción.

Sacha Baron Cohen

El personaje de Nobby, una suerte de grotesca parodia del hooligang inglés, un personaje que si bien puede resultar divertido, no es lo suficientemente interesante para darle una película entera (precisamente lo que fallaba en sus anteriores películas), se ve complementado a la perfección con el Sebastian al que da vida Mark Strong. Strong y Cohen forman una imposible pareja, pero lo mejor de todo es la habilidad cómica de Strong, llevando con maestría el arquetípico contrapunto serio que acaba siendo el centro de todas las bromas. Pero más allá eso, la presencia de Strong lleva el humor físico de Agente Contrainteligente más lejos de lo habitual. Aunque la película está plagada de chistes obscenos propios del cine de Los hermanos Farrelly, Cohen y Strong forman una pareja de slapstick, una versión moderna de Laurel y Hardy, en la brutalidad del tebeo más moderno.

Quizá uno eche en falta la crítica que estaba presente en las anteriores historias de Cohen, pero realmente ésta era de brocha gorda y hasta se agradece su ausencia en virtud de a la perfección con la que consigue funcionar este engranaje. Porque la agilidad de la película se demuestra a la perfección en su perfecto manejo del ritmo tanto de la acción, como de la comedia. Y es difícil conseguir que una película jamás baje el listón y mantenga la adrenalina sin olvidarse de hacer reír al público. Y por eso quizá los 80 minutos que apenas dura la película también se agradecen, porque no sobra nada y no hay tiempo para respirar. Sí, Agente Contrainteligente es obra de manual, pero ni te deja tiempo de llegar a pensarlo.

3_estrellas

 

Ficha técnica:

Título original: The Brothers Grimsby  Director: Louis Leterrier Guión: Sacha Baron Cohen, Phil Johnston Música: David Buckley, Erran Baron Cohen Fotografía: Oliver Wood Reparto: Mark Strong, Sacha Baron Cohen, Isla Fisher, Penélope Cruz, Rebel Wilson, Ian McShane, Annabelle Wallis Distribuidora: Sony Pictures Fecha de estreno: 16/03/16