En la cuarta jornada del Festival de San Sebastián disfrutamos de Amama, la cinta vasca de la Sección Oficial de este año, del documental Hitchcock/Truffaut, de la ganadora del León de Oro en Venecia 2015, Desde allá y de High-Rise¸la esperadísima película de Ben Wheatley. Terminamos la noche con la involuntariamente divertida El desconocido.

Hitchcock/TruffautOtra de Hitchcock, por favor

cinema-movil-hitchcock-truffaut

Aunque quizá no sea el mejor, el libro que François Truffaut escribió en 1967 sobre Alfred Hitchcock es, sin duda, uno de los más importantes de la historia del séptimo arte. Con aquel trabajo Truffaut consiguió que la figura del director de cine se tuviera en más alta estima y, además, difundió su gran verdad, la de que Hitchcock era el mejor director que existía. El documentalista Kent Jones, colaborador habitual de Martin Scorsese (entre sus trabajos destacan un documental sobre Elia Kazan en 2010 y otro sobre Val Lewton en 2007), se vale en esta ocasión del libreto de Truffaut para realizar un superficial pero bonito análisis de la filmografía del maestro del suspense, todo ello con los testimonios de algunos de los directores más importantes del panorama actual de fondo.

Se ha hablado tanto sobre Alfred Hitchcock a lo largo de la historia que es muy difícil que un documental sobre su cine nos descubra algo nuevo. Hitchcock/Truffaut no es la excepción ya que, a pesar de ser muy disfrutable, no nos desvela nada que no conozcamos ya sobre este icono del cine. Lo que hace que este documental valga la pena es que reúne a un buen puñado de directores espectaculares que saben cómo embelesar al público con sus palabras. Nos encanta ver la pasión con la que habla James Gray o empaparnos de la sabiduría que subyace en las palabras de Martin Scorsese. Los cinéfilos, que serán los que verán esta película, podrían estar largas horas escuchando a estos y otros directores como Wes Anderson, Richard Linklater, Olivier Assayas hablando sobre Hitchcock, porque sabemos que aunque ellos nos hablen de los mismos temas lo harán desde un prisma diferente e infinitamente más interesante.

Aún así Hitchcock/Truffaut tiene un problema mucho mayor que el de no contar nada nuevo al espectador, y es que se construye a partir de un esquema muy caótico. Viendo el filme de Jones no tengo la sensación de estar ante una película bien planteada, en la que se ha estudiado la cohesión entre los temas para facilitar el seguimiento al espectador. En este caso nos encontramos ante un montón de información que se va soltando de manera aleatoria (tan pronto se habla de Vértigo como se pasa –de nuevo– al periodo mudo de Hitchcock) y sin ningún tipo de intención didáctica. Y cuando estamos ante un tema tan interesante como este, es una pena que la exposición quede relegada a un plano tan secundario.

Desde alláY llegó el León

DESDE-ALLA-by-Lorenzo-VIGAS_ampliacion

Los premios dados en festivales internacionales previos a San Sebastián siempre se han utilizado como guía para seleccionar los títulos a ver. Desde allá se coló en el último momento entre las predilecciones de los asistentes tras ganar, de manera completamente inesperada, el León de Oro en el pasado Festival de Venecia, confirmando así el momento de gracia que está viviendo el cine latinoamericano. En su película Lorenzo Vigas cuenta la historia de Armando, un empleado de una clínica de prótesis dentales que durante el día busca a hombres jóvenes y les ofrece dinero para que lo acompañen a su casa y poder observarles. Un día, Armando conoce a Elder, un joven delincuente con el que desarrolla una extraña relación.

En su ópera prima Vigas nos descubre una relación sentimental que puede causar una gran extrañeza en el espectador. La película parte de una premisa no muy agradable, ya que pone el foco de la empatía en un personaje que, en el fondo, es realmente despreciable. Aunque afortunadamente el venezolano consigue encauzar su película hacia caminos mucho más transitables y placenteros. Así, con el paso de los minutos descubrimos una cinta dotada de una gran sensibilidad, capaz de transmitir muchas dudas e inseguridades al espectador (las mismas que sienten los personajes y que tan bien representa Vigas con el fuera de foco) y que puede provocar todo tipo de reflexiones en el espectador. Es cierto que el filme acusa problemas de enfoque en varios momentos pero en líneas generales se trata de un trabajo disfrutable, con grandes interpretaciones (brillantes Alfredo Castro y Luis Silva) y que hacen prever un futuro prometedor para Vigas.

El desconocidoQuerer y no poder

30

Dani de la Torre ha elegido una historia de corte convencional y tono hollywoodiense para estrenarse en el mundo del cine. Tras un corto (Minas) y una miniserie para televisión (Mar libre) el español da el salto a la gran pantalla con un thriller que lo apuesta todo al entretenimiento y que, inexplicablemente, fue recibido con aplausos en la pasada edición del Festival de Venecia. En El desconocido De la Torre cuenta la historia de Carlos, un ejecutivo de banca que mientras lleva a sus hijos al colegio recibe una llamada anónima que le avisa de que tiene una bomba debajo de su asiento. La voz de un desconocido le comunica que tiene unas horas para reunir una cantidad determinada de dinero y si no lo consigue, su coche volará por los aires.

El problema de intentar imitar una superproducción de Hollywood es que puede salirte el tiro por la culata. Y eso es lo que le ha pasado a Dani de la Torre con El desconocido. Al rebufo de películas de temática similar como Imparable o Speed: Máxima potencia, El desconocido pretende hacernos disfrutar con una historia que aúna la crítica social con el entretenimiento puro y duro. Y aunque hay que darle el crédito del entretenimiento la cinta de De la Torre falla en todo lo demás: en su guión, en su dirección, en su cast, en sus sonidos, en su música… Todo en ella resulta completamente irrisorio, desde su villano y sus llamadas hasta sus injustificados movimientos de cámara (el plano secuencia es de traca), pasando por la enfática música y los exageradísimos efectos de sonido. Al final asumes que el despropósito es demasiado grande como para tomarte en serio la película.

High RiseApoteosis

descarga

“¿Qué pasaría si Ben Wheatly pudiera hacer una película con mucho presupuesto?”. Esa pregunta rondaba mi mente antes de ver High Rise e, ignorante de mí, pensaba que el director se vendería al infame yugo de los productores. Pobre de mí, qué equivocado estaba. Qué director tan extraordinariamente aleatorio y personal es Ben Wheatly, que consigue lo mejor y lo peor con su deformación mental del universo cinematográfico.

La adaptación de la novena de Ballard se convierte, en manos del atípico Wheatly, en un frenesí de imágenes de dudosa continuidad cuyo origen se encuentra en la segunda mitad de una película que, contra todo pronóstico, empieza muy bien.

Desgraciada (o afortunadamente, depende a quien le pregunte), la segunda parte, ese frenesí de imágenes, sonidos y diálogos pierde todo significado, enmarañado entre las ansias de un director por mostrar el exceso y la película navega a la deriva sin saber muy bien qué quiere contar o, más importante, como lo quiere contar.

High Rise no es una película fallida pues está hecha a gusto del su director, pero quien no sea amigo de los excesos y los bombardeos indiscriminados de diarrea cinematográfica verá menguada la valoración total a pesar de su maravillosa primera parte.

FrancofoniaSokurovliebers

Francofonia-Shooting-4-109774_655x

Que Sokurov es un director que se debe a su fiel grupo de fans es algo conocido por todos y asumido por el mundo cinéfilo con resignación y pesar. Que es un director cuyas películas deben verse con toda la disposición para poder extraer esas reflexiones tan estupendas y ese cine tan Tarkovskiano, también es conocido. Pero incluso para un aficionado a su cine como yo, Francofonia supone un hito en su cine.

Un hito narcotizante y un documental en forma de ensoñación sobre la vida del museo más famoso del mundo. Alejado de artificios visuales como en el Arca Rusa, Francofonia se parece más a lo que un documental al uso suele parecerse. Narrando la historia de este museo y los avatares que sufrió durante la invasión nazi de Francia, desarrolla una historia la mar de interesante sobre ello.

Y por lo interesante que es resulta aún más sorprendente la capacidad que tiene para provocar bostezos y sueño en el espectador. Quizá sea la voz pausada de Sokurov; quizá sea la cadencia del documental, pero lo cierto es que es un trabajo difícil de ver en condiciones no ideales. Si se supera esto, el documental ofrece valiosas recompensas y una experiencia muy interesante. Pero hay que superar esa atmósfera, y no es nada fácil si no es un aficionado convencido del director ruso.

Amamapresente y pasado

Amparo-Badiola-Iraia-Elias-amama

El mundo rural vasco es la excusa para ofrecer un relato generacional tardío, una historia de redención entre padres e hijos y una de las mejores películas de la SO del festival de San Sebastián.

Enfocándola como un relato casi mágico, donde el bosque y el entorno son casi un personaje más, y la música acompaña los momentos más profundos, Amama se convierte en una rareza, muy imperfecta en su realización y quizá en eso resida gran parte de su encanto.

Es una película con atmósfera propia, un microclima en forma de caserío, reducto de la tradición y el pasado enfrentado a un futuro incierto desde el punto de vista de los más ancianos. Esta historia de madres e hijos, de abuelos y nietos culmina de una forma quizá demasiada tosca, pero esto vuelve a formar parte de su encanto; de una película que mezcla todo: antiguo con nuevo, presente con pasado, tradición con modernidad. Y lo hace de una forma orgánica, casi mágica, lo que la convierte en una más de las más arriesgadas películas del festival y una de las películas españolas del año.

Crónica escrita por Beatriz Bravo y Guillermo Martínez