B037_C004_0805HU.0012313F

El cartero de las noches blancas es una película con fuerte crítica social, que juega a ser un documental con algo de ficción y a veces todo lo contrario, con un ritmo y unas imágenes que ya cualquier director querría, y que al mismo tiempo, muestran el valor de la experiencia en esto del cine. De entrada, por todos sus ingredientes y por algunas de sus etiquetas, puede parecer una película que predisponga al espectador a creer que deberá “soportarla” más que “disfrutarla”. Pero puedo asegurar que es todo lo contrario.

Su ritmo es lento, no tiene un hilo conductor obvio (ni tampoco lo necesita) aunque si existente y juega con ser un documental que a veces no lo es. Esto puede espantar o encantar depende de a quién. A pesar de los prejuicios (cosa de la que ya hablé en mi anterior crítica y de la que no hablaré aquí porque corro el riesgo de ser un pesado) la película cae en pocos, por no decir ninguno, de los tópicos que podamos creer en cualquiera de los sentidos. La historia conmueve, resulta interesante y nos impacta. La desesperación causada por la pobreza, por la sensación de que se acerca el final de la vida, de la nostalgia producida por tiempos mejores son algunos de los temas que toca la película, y todos los toca sabiamente, con gran delicadeza y encanto, sin olvidar la fuerte crítica social que se oculta detrás de esas situaciones, cosa que recuerda al mejor Kaurismäki, sobre todo en Un hombre sin pasado. Ahora bien, mientras la película del finés parece centrada, y aunque profunda y compleja, conocedora de su hipótesis y de cómo desarrollarla, la película de Konchalovski sufre el problema de divagar, a veces intencionalmente, y se nota cuando es así porque la película construye parte de su atmósfera gracias a estos escasos aunque intensos momentos, pero otras veces sin intención, donde se nota la dispersión de unos sentimientos que, a pesar de, como dije antes, estar bien desarrollados, pierden fuerza al estar tan apilados y sin rumbo.

Belye_nochi_pochtalona_Alekseya_Tryapitsyna_Still

Más allá de esos pequeños defectos que en ningún momento afectan al visionado de la película mientras esta dura, El cartero de las noches blancas cumple su cometido de crítica social, de historia conmovedora y de introspección en la mente de un personaje a través de situaciones que narran la odisea personal de un pobre hombre que se ve perdido entre un pueblo que está muriendo y que próximamente será solo un páramo abandonado, una mujer a la que intenta seducir pero ésta se resiste, un trabajo en el que sufre todo tipo de avatares y un claro enfrentamiento entre las autoridades y la burocracia, que de humanidad y necesidad entienden poco, contra quien sí sufre las consecuencias de esas fuerzas.

Todo esto, así puesto en la crítica, puede dar la idea de, primero, una película llena de tópicos, y segundo, de una película que trate al espectador como idiota mientras intenta inculcarle alguna moralina barata en la cabeza. Ahora bien, la película de Konchalovski dista muchísimo de esto. El tratamiento de los temas se aborda con una enorme consideración, respeto e inteligencia que sorprende que pueda llegar a tanto a partir de tan poco y encima sin recurrir a hipérboles necesarias ni giros absurdos. Esta es una película donde la contemplación, la belleza estética y narrativa, la sutilidad, los pequeños detalles de las cosas cotidianas y el preciso análisis de la rutina son la principal baza que desencadena todas las ideas que trata la película. Se nota la dedicación y el amor que se le ha dedicado a un proyecto como éste en cada uno de los minutos que pasan.

4_72e6bdc2

Quizá su problema sea que puede pasar fácilmente desapercibida por su sutilidad y discreción, por no ser poseedora de una historia con un “guión” excelente, ni una atmósfera completamente desarrollada o por perder fuerza en algunos de los temas que desarrolla porque acaban amontonándose. Ahora bien, esos serán mayores o menores problemas dependiendo de quién la vea. Si mi tarea consiste en inclinar aquella extraña balanza que lleva a decidir si ir a ver o no una película, aquí mi respuesta es clara. Es de esas películas que aunque al final no gusten, algo dejan y su recuerdo perdura.

3.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Belye nochi pochtalona Alekseya Tryapitsyna Director: Andrei Konchalovsky Guión: Elena Kiseleva, Andrey Konchalovskiy Música: Eduard Nikolay Artemiev Fotografía: Aleksandr Simonov Reparto: Aleksey Tryapitsyn, Irina Ermolova, Valentina Ananina, Timur Bondarenko, Tatyana Silich, Lyubov Skorina Distribuidora: Film Buró Fecha de estreno: 14/08/2015