LA_PROFESORA_DE_PARVULARIO_HD_01

Segundo largometraje de Nadav Lapid y el judío ya ha demostrado tener un estilo más que personal. Tras Policeman, un thriller político aclamado por crítica y público, esta vez el cineasta se decide por una historia más personal y naíf amparada en la figura de Yoav, un niño de cinco años con un terrible talento para la poesía y su profesora de guardería, Nira, que descubre y quiere proteger a toda costa su don. La profesora de parvulario es un soneto a la soledad y a la mediocridad de la existencia, versado con una rima que parte de una mise-en-scène minimalista y  en donde la cámara se conforma como un personaje más, un espectador molesto para unos protagonistas atrapados en los cuatro costados del marco y del que no pueden salir. El resultado es un drama un tanto claustrofóbico en donde Lapid pide la total entrega y atención de un público que de bien seguro no se sentirá del todo cómo a lo largo de buena parte del film.

Nira, interpretada por una hipnótica Sarit Larry, vive atrapada en una soledad desde hace años. Un marido por el que apenas siente pasión, dos hijos prácticamente ausentes y cuyas vidas parecen encaminadas hacia un terreno más práctico que artístico y un trabajo monótono plagado de niños “normales”. Todos ellos excepto Yoav, un alumno de apenas cinco años por el que desarrolla una conexión especial; él representa todo lo que ella no pudo ser y no fue. Y en eso reside una película, más que extensa, en donde Lapid dispone de tiempo suficiente para deconstruir el personaje de Nira, cortarlo a trocitos y mostrarlo al público tal y como es. Para ello la participación de éste es crucial. Sobre todo porque la relación que plantea el cineasta no es sencilla y requiere de una mente terriblemente fría para no colocar unas etiquetas de las que el film carece per se. Una vez superado estos escollos queda lo más “sencillo”, disfrutar de la cinta. Y decimos “sencillo”, porque da la sensación de que Lapid nunca se deja descubrir. Cuando tenemos la sensación de estar asistiendo (y disfrutando) a la deriva de un personaje tan bello como el de Larry, el cineasta nos pega unos bandazos de guión con ese clímax inverosímil pero necesario en cierto punto para echar el cierre a una historia sencilla, pero a la vez compleja.  Hitchcock fue uno de los primeros cineastas que rechazó abiertamente la idea de la verosimilitud en el cine, algo de lo que ha sido acusada La profesora de parvulario por parte de numerosos críticos. Y en realidad, razón no les falta. La premisa, que nace de la propia experiencia del director, se revuelve en unos cimientos naífs que sustentan con pinzas la obsesión de Nira con la poesía y el mundo del arte. La cámara, narra de manera ortopédica y molesta (en ocasiones nos saltamos la cuarta pared), las constantes divagaciones de Larry, que apuntala con preciosas miradas y un acting incontestable, que transpira perfectamente las vicisitudes de su personaje.

LA_PROFESORA_DE_PARVULARIO_HD_06

Sin duda alguna, esto ayuda a mover la trama de un lado a otro, algo que le cuesta per se a una fotografía Shai Goldman (con el que ya había trabajado Lapid anteriormente en Policeman) que sirve perfectamente las necesidades de la trama pero que se queda a medio gas. Parece que no hay espacio para la belleza en una cinta en la que Nira la acapara toda. Sus profundos ojos azules llenos de preguntas, de dudas, de motivaciones frustradas y ante todo, de amor por la literatura y por la visión del mundo a través de los de un niño de apenas cinco años. Su escudo frente al mundo y a una realidad a la cual no pertenece.

La historia de Lapid no cuenta nada, al menos nada que no sepamos. El metraje se extiende a lo largo y ancho de una cinta pretenciosa pero que, de vez en cuando, da pespuntes en algunas direcciones interesantes. La resistencia entre Larry y la cámara es uno de los principales leitmotivs de la cinta y sirven para que el espectador se quede hasta el final, aunque éste vaya a ser un tanto decepcionante. La cinta es pues un ejercicio de exorcismo interno por parte del propio director y que termina por convertirse en un vago atentado de olvidar su pasado más que de contar una historia al uso. Hermética, poética, hipnótica, las obras de Lapid tienen ese toque único que de bien seguro seguirá evolucionando y enriqueciendo el panorama cinematográfico del Israel actual.

2.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Haganenet Director: Nadav Lapid Guión: Nadav Lapid Música: Michael Emet Fotografía: Shai Goldman Reparto: Sarit Larry, Avi Shnaidman, Lior Raz, Gilad ben David, Ester Rada, Guy Oren,Yehezkel Lazarov, Dan Toren, Avishag Kahalani Distribuidora: Good Films Fecha de estreno: 26/06/2015