LAB_Key_Visual_(9)

Resulta curioso que casi del mismo modo del que los alemanes trataron de ocultar la vergüenza que les producían los terribles actos que tuvieron lugar en el campo de concentración de Auschwitz, el cine, que tantas veces se ha acercado a contar los horrores de la Segunda Guerra Mundial, también tardara tanto en contar el tardío proceso que tuvo lugar para condenar a los culpables del genocidio acontecido en la ciudad polaca. Y es que si nada más acabar la guerra los máximos culpables del genocidio eran llevados a los tribunales en la ciudad de Nuremberg, algo que Stanley Kramer contó de manera majestuosa en la portentosa ¿Vencedores o vencidos?. Auschwitz era una herida que se quería dejar cerrada. Hoy nos resulta extraordinario pensar que los terribles crímenes de Auschwitz pudieran tratar de ocultarse, pero lo cierto es que pasaron casi veinte años desde el final de la II Guerra Mundial, hasta que los alemanes se atrevieron a enfrentarse cara a cara con un pasado que preferían dejar cerrado.

El debut en el cine de Giulio Ricciarelli, nos acerca precisamente a este hecho, una película que se acerca no al juicio, sino a toda la investigación previa que fue levantando poco a poco las heridas. La conspiración del silencio sigue a un joven fiscal que unido a un periodista será el encargado de ir investigando que fue todo lo que ocurrió en aquel campo de concentración. Durante lo que dura la investigación, este hombre se verá sobreimpresionado por toda la maldad que hubo en el país teutón y se preguntará quienes fueron los verdaderos culpables de este genocidio del que nadie quiere saber nada.

Im Labyrinth

Con una notable ambientación histórica, en la que destacan una cuidada fotografía y especialmente una notable dirección artística, La conspiración del silencio, pertenece a ese sub-género del drama judicial, donde se anidan películas como El informe pelicano de Alan J. Paluka, en las que más importante que el propio caso en sí, acaba siendo las repercusiones que tiene el hecho de conocer la verdad que se encuentra oculta sobre el investigador. Aquí hay que destacar el notable trabajo de Alexander Fehling, dando vida a un tipo, que por su edad, vive ajeno a lo que ocurrió durante la guerra, pero que poco a poco la maldad descubierta hará que ésta llegue a apoderarse de él, llegando incluso a llegar hasta la obsesión por dar caza al terrible médico nazi Josef Mengele, incapaz de asimilar los bárbaros actos que éste cometió. Pero quizá, lo más interesante dentro de esta investigación sea su ligera divagación acerca de quién es el verdadero criminal en una guerra. Estos soldados realizaron crímenes atroces, es cierto, pero ¿lo hicieron por voluntad propia o para proteger su propia vida?, es cierto que éste, pese a ser el punto más interesante de la película, es uno que nunca se toca en demasía, pero aún así, las breves pinceladas a esta divagación resultan sin lugar a dudas las más interesantes de la película, sobre todo cuando ésta da lugar a algún interesante giro final.

Im Labyrinth

La conspiración del silencio es una película de alma convencional, un retrato casi americanizado para una película alemana que cuenta uno de los temas de mayor vergüenza del país bávaro, y quizá por eso, utiliza esa frialdad germánica tan obvia, alejándose en cuerpo y alma para ofrecer un retrato más formal que pasional. Pero es igualmente cierto que la película trata el tema de manera certera, lo presenta de forma respetuosa, sabiendo que éste tiene suficiente interés para captar la atención del espectador, y por su parte, limitarse a narrarlo con solvencia es una partida ganada. La conspiración del silencio es sin duda un thriller de lo más entretenido, una de esas películas que te engancha desde su comienzo, y que se atreve a abrir una tapa que el cine aún no se había atrevido a abrir. Una pura formalidad, tan convincente, como necesaria.

3.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Im Labyrinth des Schweigens Director: Giulio Ricciarelli Guión: Elisabeth Bartel, Giulio Ricciarelli Música: Sebastian Pille Fotografía: Roman Osin Reparto: Alexander Fehling, Andre Szymanski, Friederike Becht, Johannes Krisch, Hansi Jochmann, Johann von Buelow, Robert Hunger-Buehler, Lukas Miko, Gert Voss Distribuidora: DeAPlaneta Fecha de estreno: 23/01/2015