El club de la lucha

Ahora mismo David Fincher está arrasando en la taquilla con Perdida. Pero justo hoy hace quince años que estrenó una de sus cintas más aplaudidas: El club de la lucha. Y si Seven y The Game ya le habían catapultado a la cima del cine, El club de la lucha no hizo más que confirmar que estábamos ante uno de los más grandes talentos de Hollywood. Aprovechamos sus 15 años para contar diez cosas que quizá no sabíais sobre ella.

Título original: Fight Club
Director: David Fincher
Fecha de estreno: 15 de octubre de 1999
Premios:

– 1 nominación al Oscar (Mejores efectos de sonido).

► La idea de la novela se le ocurrió a Chuck Palahniuk después de ser golpeado en un camping. El escritor se quejó por el ruido de la radio y recibió un puñetazo. Al volver a trabajar, se fascinó porque nadie le preguntase por su heridas, y se limitaran a preguntarle “¿Qué tal el fin de semana?”. Creía que el motivo por el que no le preguntaban era porque eso requería un cierto grado de interacción personal y se sintió fascinado por como la sociedad era capaz de bloquear ciertas cosas.

► El mismo día que la película se estrenó en cines. Rosie O’Donnell dijo en su programa que había visto la película a principios de semana y que desde entonces no había podido dormir. Además reveló el giro final de la película e instó a sus espectador a que evitaran la película a toda costa. En los comentarios del DVD, Edward Norton, Brad Pitt y David Fincher discuten este incidente y lo tachan de imperdonable.

► Para prepararse para la película, Edward Norton y Brad Pitt tomaron clases de boxeo, taekwondo y lucha cuerpo a cuerpo, además de ver horas y horas de UFC. También tomaron clases de elaboración de jabón. Pitt incluso visitó a un destinta para que le astillase el diente.

► En la escena en la que Tyler Durden da un discurso diciendo: “Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco lo entendemos, lo que hace que estemos muy cabreados”, cuando habla de estrellas del rock, la cámara se fija en Jared Leto. Esto no es casual, ya que Leto había fundado su grupo 30 Seconds to Mars un año antes del rodaje.

David Fincher llegó a tomar doce tomas de especialistas en la escena de la lucha entre Edward Norton y Brad Pitt del final de la película. Al final, la escena que sale en la película fue la de la primera toma.

► La escena en la que el jefe de Edward Norton encuentra en la fotocopiadora las reglas del club de la lucha y se señala que quien lo escribió es peligroso y algún podría disparar a todos fue muy controvertida. En las proyecciones de prueba, la escena provocó grandes risas y conectó con el público. Pero estos pases fueron antes de la masacre de Columbine. En las proyecciones posteriores a la tragedia de Columbine, la escena no provocó ninguna risa y se tachó por el público como de mal gusto. El estudio preguntó a David Fincher si podría cortar la escena por completa. Fincher se lo planteó, pero finalmente no lo hizo, porque la escena conectaba con la fundamental escena del cáncer de mama de Marla Singer, y consideraba que no se podía eliminar del metraje.

► En una entrevista con la revista Empire, David Fincher afirmó que en cada plano de la película hay una taza de Starbucks. No era la primera vez que hizo esto, en The Game había hecho lo mismo con latas de Haggis. A Starbucks no les importó colocar su producto en toda la película, sin embargo, en la escena que se destruye la cafetería, ésta tuvo que tener un nombre distinto a Starbucks, ya que la empresa no quería ver su nombre destruido.

David Fincher quería incluir un frame de Brad Pitt durante el logo de 20th Century Fox, pero el departamento legal del estudio no le dejó. Luego intentó incluir la imagen durante el logor de Regency Enterprises, pero Arnon Milchan, presidente de Regency, tampoco lo permitió.

► Después de acabar la película, los ejecutivos del estudio estaban desconcertados con ella y no sabían como venderla. Fincher quería una campaña de marketing muy singular, que pretendía reflejar el tema del anti-comercialismo, pero los ejecutivos de Fox se negaron a seguir adelante con la idea de Fincher. En lugar de ello, la campaña se construyó en gran medida, haciendo hincapié en la presencia de Brad Pitt y en los combates. Esta campaña fue muy criticada por dar la impresión de que era una simple película de acción con hombres pegándose entre ellos. David Fincher acabó completamente indignado cuando vio anuncios de la película en los cortes publicitarios de WWE y UFC.

► En la escena en la que Edward Norton está sentado en el inodoro con los pantalones bajados, mientras lee un catálogo de Ikea, realmente estaba desnudo de cintura para abajo. Norton habla de ello en los comentarios, y Fincher le pregunta: “¿En serio?”. A lo que Norton le responde: “¿No te diste cuenta de que ese día no tuve que ir al baño?”.