A ESCONDIDAS 06  2k 239 sin in ni outro_99377

Desde las entrañas del cine español más humilde nos llega esta A escondidas. Vive el cine patrio un período tremendamente delicado, tanto por el ineficiente sistema de producción como por la escasa aceptación del público español hacia el cine producido en nuestro país, algo que ha dado mucho de hablar; y la mayoría cineastas se ven supeditados a hilar muy fino para lidiar con un presupuesto que ofrece muy pocas concesiones. Sin ir más lejos, en este 2014 hemos disfrutado de Hermosa juventud, La cueva y Los tontos y los estúpidos, películas rodadas con cuatro duros, como quien dice; de mayor o menor calidad, todas ellas son apreciables a partir de una trabajada dirección capaz de exprimir el potencial de la trama. En este contexto, Mikel Rueda escribe y dirige A escondidas, que se presenta como un valiente proyecto, conseguido desde el punto de vista de la producción aunque fallido en su contenido.

El filme que nos ocupa relata la historia de Rafa e Ibrahim: el primero es un joven de quince años que no encuentra su sitio en una pandilla de amigotes cuyas cualidades más destacadas son la violencia, la xenofobia y la homofobia; el segundo es un inmigrante de dieciséis años que llegó de Marruecos sin dejar nada atrás y que trata de abrirse camino en una sociedad poco proclive a respetar a la comunidad árabe. Entre ambos surgirá la amistad y la empatía que ninguno ha podido encontrar anteriormente. Esa sensación de que no hay nadie que entienda al uno como el otro derivará en que el sentimiento compartido de amistad evolucione para ambos a uno de mayor calado.

A ESCONDIDAS 06  2k 239 sin in ni outro_85947

Mikel Rueda es consciente de que el escaso presupuesto le obliga buscar un realismo extremo y realizar una trama estrictamente intimista, para lo cual se apoya en la cámara en mano que permita al espectador sentirse más cerca de los personajes. Rueda es fiel incluso a las flagrantes faltas de ortografía, que tan bien representan a una proporción importante de la juventud actual; más realista no se puede ser.

La evolución de los personajes no es desacertada si ceñimos esta a la sola interactuación entre ambos protagonistas, pero fracasa si entra en la ecuación la contextualización social. Así, mientras se suceden los primeros encuentros, no se ve que a Rafa le asalten los remordimientos o las dudas ante lo que podría ser transgredir dos tabúes que sus amigos no toleran: Rafa está traspasando esa barrera sin temor alguno, sin mirar atrás y sin atender a la trascendencia con que sus actos se disponen a cambiar su vida. Las dudas sólo asoman cuando se encuentra con sus amigos, en su círculo ‘natural’; es decir cuando reflexiona sobre ello, pero no cuando está incurriendo en el supuesto error. En el caso de Ibrahim esta falta no es grave, puesto que él simplemente no tiene amigos y las personas con quienes se relaciona no son más que compañeros de hurtos que no significan nada para él.

A ESCONDIDAS 06  2k 239 sin in ni outro_81960

Llama la atención que en el barrio parezca no haber más jóvenes que las dos bandas que se nos presentan (se encuentran en todas las discotecas, siempre disputan partidos de waterpolo entre sí y no contra otros rivales, etc.), aunque yo me inclino a pensar que se trata de un reflejo en exceso simplista del guion. Por otra parte, el hecho de que en una ciudad tan enemistada por las guerras de bandas los dos protagonistas entablen tan estrecha relación es poco más creíble que imaginar a Aquiles y Héctor iniciando un tórrido romance extraído de Brokeback Mountain en plena guerra de Troya.

A escondidas es una cinta muy poco excitante, paradójico porque los personajes debían de sentir en el momento todo lo contrario. Y hay una sensación que revolotea por mi mente durante gran parte de la obra y que me hace preguntarme al término de la misma “¿Y ahora qué? ¿Qué he sacado en claro de esta cinta?”. Todas las películas tienen un propósito, y el de los dramas desde luego no es el entretenimiento. Cuando terminas de ver un drama y no sabes qué has aprendido de él es que algo muy gordo ha fallado ahí; y eso es lo que pensé yo cuando terminé de ver A escondidas, tras la cual salí de la sala igual que como llegué y a cuya reflexión dudosamente le habría dedicado dos minutos de no haber tenido que escribir esta crítica.

Ficha técnica:

Título original: A escondidas Director: Mikel Rueda Guión: Mikel Rueda Fotografía: Kenneth Oribe Reparto: Adil Koukouh, Germán Alcarazu, Ramón Agirre, Álex Angulo, Elena Irureta, Ana Wagener, Aitor Beltrán Distribuidora: Vértigo Fecha de estreno: 10/10/2014