THE DROP

Michael R. Kosman sorprendió hace unos años con su ópera prima, Bullhead, ambientada en Bélgica a tanta gente que consiguió llegar a estar nominada al Oscar a Mejor película extranjera. Era un relato turbio sobre traficantes de hormonas para animales que tenía cierto encanto, un buen guión y, en definitiva, sorprendía por ser una ópera prima.

Con su segunda película, el director da el salto a las américas, concretamente a Brooklyn donde con un tono muy similar cuenta ahora la historia de un camarero, interpretado notablemente bien por Tom Hardy que se ve envuelto en una conspiración criminal. Quizá esto no les diga mucho de la película pero realmente no es mucho más lo que hay que destacar.

Quizá sea porque es una historia contada mil veces o porque a Michael R. Kosman le falta aún rodaje y personalidad en la dirección pero el hecho es que la sensación que deja La entrega al terminar, y más aún cuando pasa el tiempo desde su visionado, es la de indiferencia. Está bien hecha, no tiene ningún punto muy negativo y bastantes positivos, es decir, una buena historia, buenas interpretaciones, aceptable apartado técnico e incluso una atmósfera lograda. ¿Pero todo esto realmente cambia algo? Hay miles de películas así. Quizá en un mercado más que saturado de historias criminales se necesite algo más de personalidad o garra para darle a una película un estatus superior, que la haga destacar por encima del resto cuando pensemos en recomendarle a un amigo un thriller de este tipo.

THE DROP

Bien es cierto que un aliciente puede ser su reparto. Noomi Rapace, Tom Hardy y James Gandolfini se reparten el protagonismo con excelentes resultados. Es, de hecho, el apartado que más destaca de la película; Tom Hardy interpreta a un curioso barman, Noomi Rapace a una desamparada muchacha y James Gandolfini hace de James Gandolfini, no le pedimos nada más al bueno de James, que además carga con los contrapuntos cómicos de casi toda la película con ese carisma infinito que posee.

Juntos todos ellos forman la tríada en la que se apoya una historia más que típica pero aún así estimulante. De ella forma parte también un conocido de la anterior película, Bullhead, Matthias Schoenaerts, en la que era protagonista y en esta hace de uno de los malos malísimos (son muy malos los malos de La entrega, no hay tiempo para análisis psicológicos profundos).

No es que el muy moderado maniqueísmo de los personajes moleste, ni mucho menos, gran parte de ellos son clichés, algo que no tenía la anterior película de Kosman en tanta abundancia pero deben ser los réditos de producir una película en Estados Unidos.

Todo suma y casi nada resta en La entrega pero al final uno se pregunta si no se podría haber sido un poco más agresivo y arriesgado y haber hecho algo distinto. Bullhead no era mejor que La entrega pero a buen seguro destacó más y desde luego llegó mucho más lejos de lo que probablemente llegue La entrega.

Ficha técnica:

Título original: The Drop Director: Michael R. Roskam Guión: Dennis Lehane Música: Raf Keunen Fotografía: Nicolas Karakatsanis Reparto: Tom Hardy, Noomi Rapace, James Gandolfini, Michael Esper, Lauren Susan, Erin Darke, Morgan Spector, Chris Sullivan, Michael Aronov, Matthias Schoenaerts, Alex Ziwak, Danny McCarthy, John Ortiz, Elizabeth Rodriguez, James Frecheville Distribuidora: Fox Fecha de estreno: 26/09/2014