IFIKS_049

En el cine nos hemos topado con infinitas versiones de Frankenstein, El Doctor Frankenstein (1931) o El jovencito Frankenstein (1974) son dos de las más famosas. En todas ellas nos hemos encontrado un tratamiento del monstruo de Frankenstein como una bestia sin alma, que tiene un conflicto existencial por lo que es, o como monstruo de terror. Sin embargo, no lo hemos visto como un héroe… Hasta ahora.

En Yo, Frankenstein se desarrolla una batalla entre la orden de las gárgolas (enviadas por Dios) y los demonios, en la que Frankenstein, después de matar a su creador, se ve envuelto. Una vez dentro, pasará a formar parte de la orden de las gárgolas bautizado como Adam, y luchará contra los demonios, ya que el príncipe demonio quiere al monstruo para realizar sus malvados planes. Está versión está basada en el cómic Dark Souls, cuyo creador es el guionista del filme.

A medida que avanza, la historia pierde verosimilitud. Es difícil creer que un personaje de terror como Frankenstein, que siempre ha sido un ser gigante, terrorífico, de lentos reflejos y de andar despacio; pase a ser un superhéroe matademonios que tiene una gran agilidad, con grandes habilidades de combate, y aunque esté cosido a trozos, sea rubio y medio guaperas. Este Frankestein no tiene un conflicto interno por su identidad, esta parte psicológica apenas se desarrolla en el film, pues los diálogos suceden entre batalla y batalla.

IFIKS_064

Y es que la película no se aguanta, es tan absurda y sin sentido que al final todo resulta ser una broma de mal gusto. La historia es escasa, caótica, no tiene base, y la principal culpa de esto es el guión. Empezando por los grandes agujeros que tiene: el origen del monstruo de Frankenstein se explica en dos minutos. A los dos minutos ya aparecen demonios que quieren matar a Frankenstein sin que el espectador sepa qué pasa. Vemos unas gárgolas que despiertan y matan a los demonios, y acogen a Frankenstein. Le explican qué es una guerra, cómo puede matar demonios, le dan un par de armas y adiós. Frankenstein se entrena apartado del resto de la humanidad durante 200 años, que en la película se plasman con una escena en una montaña, y Frankenstein pegando palos al aire. Después vuelve como si nada a la ciudad, se mete en una discoteca, y a matar demonios. Como si nada. ¿Dónde está la coherencia?

Los demonios, hombres en traje con apariencia humana, quieren acabar con la humanidad sin que el espectador sepa por qué. Estos quieren a Frankenstein para el objetivo de su maléfico plan. Ese objetivo es el secreto central de la película, el problema es que el espectador desde el principio de película ya se puede imaginar cuál es. Y las gárgolas, que normalmente siempre han sido vistas como seres terroríficos, ahora resultan ser seres divinos enviados por Dios para salvar a la humanidad. Gárgolas que se transforman en ángeles con habilidades de lucha para matar demonios. Se supone que esta guerra es desconocida para los humanos, pero: ¿cómo no se van a dar cuenta, si cada vez que un demonio muere salen bolas de fuego, y cuando muere una gárgola se produce un rayo de luz que abre un agujero en el cielo? ¿Tan cegatos estamos como para no ver eso?

El pésimo argumento se apoya en los efectos especiales de la película, el único aspecto que puede resultar llamativo para el espectador. No por ello significa que sean sorprendentes o incluso buenos. Las actuaciones no destacan, cualquier actor es reemplazable. Aaron Eckhart no se impone como protagonista, su personaje no tiene fuerza y pasa desapercibido en cierto modo. 

IFIKS_028

No hay nada que destaque en este filme. La dirección es regular, los actores no aportan ni la emoción, ni la heroicidad, ni la épica que pretende transmitir el filme. El resultado es una película que no convence ni a la crítica ni al espectador y que fracasa. Ha sido un batacazo general en la crítica y en la taquilla. Aunque el guionista sea uno de los creadores de Underworld, y haya intentado darle el mismo toque, el resultado es mucho peor.

En resumen: es una especie de película de artes marciales superheroica, ambientada en un mundo algo apocalíptico, con seres divinos por medio, peor guión, peor historia y peores batallas.

Ficha técnica:

Título original: I, Frankenstein Director: Stuart Beattie Guión: Kevin Grevioux (Novela gráfica: Kevin Grevioux) Música: Reinhold Heil, Johnny Klimek Fotografía: Ross Emery Reparto: Aaron Eckhart, Bill Nighy, Yvonne Strahovski, Jai Courtney, Miranda Otto, Kevin Grevioux, Steve Mouzakis Distribuidora: TriPictures Fecha de estreno: 19/06/2014