Hace unos días, en la discusión con mi compañero acerca de Memorias de un Zombie Adolescente, exponía como la parodia ha muerto del todo, como esas películas que se mimetizaban con lo que sabiamente parodiaban habían prácticamente desaparecido para dejar paso a un puñado de gags y chascarrillos mayoritariamente sin gracia. En su día Scary Movie fue un gran éxito, no sólo funcionó muy bien, si no que durante la última década han salido a la palestra multitud de películas que han seguido su camino con la bandera de Jason Friedberg y Aaron Seltzer a la cabeza. Todas estas parodias, abanderadas con la coletilla de “movie” a su final, algo que recuerda demasiado al “como puedas” español, suelen ser abominables, quizá con la salvedad de No es otra estúpida película americana, que era la única capaz de dejar algún momento gracioso y no renunciar a ese espíritu de película teen. La fórmula es sencilla, coge todo lo que esté de moda y paródialo, da igual lo que quieras parodiar, es una película para ahora, así que si los americanos usan a Honey Boo boo para hacer una broma, que aquí posiblemente no se entendería, pues se dobla tirando del chacarrillo de “ola ke ase”, y ya tienes a todo el público contento.

Siendo sinceros, nunca me ha hecho mucha gracia Scary Movie, y ni siquiera entiendo su origen, un origen del que obviamente han desertado por completo y no queda nada del espíritu de la primera entrega, demostrando con ella que es una saga sin alma. Y es que Scary Movie nació como una parodia de Scream. Pero paremos un momento, ¿No era acaso Scream una estupenda parodia? Wes Craven se rió de todo lo que había hecho él mismo, lo hizo tan a lo grande, que no sólo nos dio un peliculón, si no que además, fue capaz de resucitar un género, el slasher, que parecía muerto y gracias al que nos llegaron obras tan aceptables como Sé lo que hicisteis el último verano o Destino Final. Si el cartel de esta cuarta entrega reza “De los tíos que vieron Mamá y no entendieron ni papa”, no es fácil suponer que ya en aquel entonces, no entendieron mucho más que el sonido de sus bolsillos hinchándose con su inexplicable éxito en taquilla. Pero no, la película no era divertida, las bromas eran estúpidas y sin pizca de gracia, no había ni una idea ligeramente brillante, y sus parodias eran más propias de un programa de sketchs malos que de una película minimamente disfrutable.

Siete años después de la última entrega, ya, además, si un perdido David Zucker, que aquí sólo ejerce como guionista, pero que poco tienen que ver sus últimos trabajos con sus inicios con los ZAZ, y sin saber muy bien porqué, sobre todo viendo el fracaso que han tenido los reinicios de sagas con más fans como American Pie o la propia Scream, nos enfrentamos a una nueva entrega. Scary Movie 5 deja en evidencia sus propósitos al convertirse en una parodia de Mamá, una película que se estrenó apenas tres meses antes del estreno de ésta. No hace falta más que ver el primer tráiler de la película para observar como la parodia de Paranormal Activity que iba a ser, se ha convertido en una parodia de la nueva película de terror de moda. Esto también se evidencia en un montaje torpe, dónde se fuerza para meter las escenas grabadas a última hora, dónde se da más importancia a estar a la última moda que a tener una historia con fuerza. Incluso hay lugar para parodiar la nueva entrega de Posesión Infernal, o más bien, lo que se vio en su tráiler, porque no daba tiempo para nada más.

Ni siquiera ver a Charlie Sheen y a Lindsay Lohan en su prólogo riéndose de sí mismos consigue ser divertido. El resultado final es el de una suma de sketchs que sólo provocan sopor, que tu cerebro te vomite encima tratando de desconectar de la inmensa basura que estás viendo. Porque hablando en plata, Scary Movie 5 es básicamente una mierda, una parodia tan divertida como Casi 300, que hará las delicias de los quinceañeros con todos sus chistes de culos y tetas, pero que a un servidor, que ya hace ya unos cuantos lustros que se afeita, sólo le producen ganas de vomitar. Ah, y no se olviden quedarse hasta al final, porque si no tenían suficiente con la gran toma falsa que resulta toda la película, aún tienen más durante los créditos. Bazofia inmunda.

Título Original: Scary Movie 5 Director: Malcolm Lee Guión: David Zucker Música: James L. Venable Fotografía: Jordi Azategui Interpretes: Ashley Tisdale, Lindsay Lohan, Charlie Sheen, Kate Walsh, Anthony Anderson, Regina Hall, Kevin Hart, Molly Shannon Distribuidora: DeAPlaneta Fecha de Estreno: 01/05/2013