El nombre de Rian Johnson empezó a sonar con fuerza tras su ópera prima, Brick, también con un Joseph Gordon Levitt que por entonces era poco más que aquel chico de Cosas de Marcianos que intentaba abrirse paso por el cine independiente. Brick era una divertida película de puro cine negro, adaptaba y actualizaba el cine negro clásico para sumergirlo en un instituto. Con Looper, su tercera película, en la que se vuelve a reunir con un Gordon Levitt ya en condición de estrella, Johnson vuelve a crear un mundo nuevo y muy alejado de lo que se hace a día de hoy, una película que tiene el alma de las novelas de Phillip K. Dick, y sin necesidad de adaptar nuevamente un cuento del autor. Looper es una película de ciencia ficción de baja factura, cuyo alma nos recuerda irremediablemente al primer Terminator de James Cameron, una aventura de lo más divertida, dónde lo menos importante es el por qué suceden las cosas, si no la forma de la que se van desarrollando.

Looper nos lleva al año 2042, un futuro con la misma estética triste y costrosa que tenían Blade Runner o Desafío Total. En este futuro decrépito, donde todo el mundo lleva una escopeta en la mano, toman drogas de diseño en gotas a través de los ojos y todo está lleno de vagabundos y prostitutas, y la telequinesis (o TQ) es la moda del momento, existen también los Looper. Aún no existen los viajes en el tiempo, pero lo harán dentro de 30 años, quedarán prohibidísimos en cuanto se inventen, pero las grandes organizaciones criminales seguirán usándolos para deshacerse de los cadáveres. Ahí es donde intervienen los Looper, reciben el aviso, esperan a que llegue el viajero, le disparan y se deshacen de su cadáver treinta años antes. Cuando en ese futuro, un nuevo jefe criminal decida cerrar los Looper, esto es mandar a sus futuros a que se maten ellos mismos en el pasado, Joe, Bruce Willis, no lo pondrá fácil y buscará evitar que eso pase, enfrentándose consigo mismo treinta años antes, o lo que es lo mismo un Joseph Gordon Levitt, híper-maquillado y con cierto parecido a Mario Casas. Rain Johnson plantea un argumento enrevesado, pero lo hace de una manera sencilla de seguir, sin preocuparse nunca por las cuestiones científicas del asunto, si no limitándose a hacer que las cosas sucedan así por que es como deben suceder.

Johnson siempre se toma la película con mucho humor, pero siempre con cuidado de no perder la seriedad, los chistes aparecen, como ese impagable momento protagonizado por un malísimo Jeff Daniels y Gordon Levitt, dónde el primero sentencia que debe ir a China simplemente por que él es del futuro, y también las situaciones más disparatadas, con alguna especialmente genial protagonizada por un Willis que parece poseído por el espíritu de John McLane. Como si supiera lo disparatado que es todo lo que cuenta, hiciera cómplice al espectador, le diera sus momentos de radical disparate, y luego siguiera contando la historia con una serenidad pasmosa, una fórmula que no es nueva para él, ya que es lo mismo que hiciera en su día con Brick. Lo mejor de todo es que nunca decide comedirse, la película degenera y sorprende por momentos, como ese espectacular arranque telequinético más propio de una película de superhéroes, tan inesperado como divertido.

Looper es una divertida película sobre viajes en el tiempo, que trata a estos como simple punto de partida, nunca buscando raíces filosóficas ni científicas. Johnson plantea Looper como un entretenimiento muy liviano, aunque en algún momento se atreva a explorar ligeramente en temas como la soledad o la redención. Un entretenimiento de lo más divertido que nos regala una de las mejores películas de ciencia ficción en los últimos años, a caballo entre Terminator y una novela de K. Dick y que simplemente se limita a dar su propia visión de la eterna pregunta ¿Y si pudieras viajar al pasado para matar a Hitler cuando aún era niño?

Título Original: Looper Director: Rian Johnson Guión: Rian Johnson Música: Nathan Johnson Fotografía: Steve Yedlin Interpretes: Joseph Gordon-Levitt, Bruce Willis, Emily Blunt, Paul Dano, Piper Perabo, Jeff Daniels, Garret Dillahunt, Tracie Thoms Distribuidora: Aurum Fecha de Estreno: 19/10/2012