Padre no hay más que uno 3 – Se armó el Belén | La Cabecita

No sería verano sin una comedia española y cuando se trata de esta empresa, suele ser siempre Santiago Segura el que pulveriza todos los récords de taquilla con una familia que ya va por su tercera entrega y mucho me temo que no se quedará ahí. Padre no hay más que uno 3 es la continuación del fenómeno español de la familia compuesta por Javier (Santiago Segura) y Marisa (Toni Acosta) y sus seis hijos, más la suegra (Loles León) y ahora el suegro (Carlos Iglesias) que se han propuesto traernos las navidades en pleno mes de julio (con su correspondiente ola de calor) para como se suele decir “armar el Belén” a golpe de gag y chascarrillos en la habitual tradición Made in Spain, pero algo más contenida y menos casposa que en sus dos entregas predecesoras.

Padre no hay más que uno 3 ya huele a franquicia y a marca de la casa. Pareciera como si Santiago Segura hubiese relevado al casposo investigador privado Torrente y su inagotable número de secuelas, para apostar por un producto igualmente rentable pero mucho más blanco y familiar pero con la misma impronta y esencia que le caracteriza como cineasta y hacedor de números 1 de taquilla. Se repita el esquema de gags y chistes, repiten los cameos de amigos y familiares del director (algunos con bastante más gracia que otros) y se sigue notando para bien y para mal que es una película de Santiago Segura. En esta entrega, los niños de la familia más famosa de la gran pantalla patria rompen accidentalmente una valiosa figura del niño Jesús mientras arman el Belén. Como esa figura tiene un importante valor sentimental para su padre, deciden ocultar el accidente y reponer el niño a tiempo para la Nochebuena, iniciando un disparatado plan con una cuenta atrás de 20 días antes de ser descubiertos. De este singular modo la nueva entrega de la saga pone el foco en los más peques de la familia y nos ahorra innumerables gags familiares a cargo de SS y compañía para dar rienda suelta a la gracia de sus hijos corriendo unos con más suerte y salero que otros.

En esta tercera entrega hay espacio también para los mayores de la familia y para la representación del amor maduro. No sé hasta qué punto es casualidad o consecuencia que justo en la secuela dedicada a la Navidad sea en la que considero mejor parada ha salido la franquicia. Pese a que no todos los protagonistas infantiles tienen el mismo dominio para la comedia, es de agradecer que sean ellos quienes lleven la película con sus encomiables intentos de hacer reír desde la ternura que les caracteriza. La encantadora Luna Fulgencio vuelve a ser la reina de la función protagonizando los momentos más carismáticos y simpáticos y recordándonos que en ella está el material con el que se forjan a las verdaderas estrellas infantiles de antaño.

Padre no hay más que uno 3 no disimula sus vagas intenciones de innovar y repite con el mismo equipo de guionistas de las dos entregas anteriores, pero al menos en esta ocasión se ven mejores intenciones y ahora el humor está ligeramente alejado de clichés en la línea de chistes de cuñados para poner el foco en el verdadero protagonista de la cinta: la Navidad. Sin duda esta tercera entrega es la mejor y menos irritante de la trilogía y es la primera que objetivamente puede hacerte pasar un rato agradable en familia.

Título original: Padre no hay más que uno 3 Director: Santiago Segura Guión: Marta González de Vega, Santiago Segura Música: Roque Baños Fotografía: Ángel Iguacel Reparto: Santiago Segura, Toni Acosta, Martina D’Antiochia, Luna Fulgencio, Sirena Segura, Calma Segura, Loles León, Carlos González Morollón, Luna Lopez, Wendy Ramos, Diego Arroba “El Cejas”, Carlos Iglesias Distribuidora: Sony Pictures Fecha de estreno: 14/07/2022