El escuadrón suicida – Auténtica libertad creativa | La Cabecita

Tan solo cinco años después de que DC empezará su tortuoso intento por llevar a los gamberros de sus cómics hasta la gran pantalla, han pasado algunas cosas y todas ellas muy buenas. Fue David Ayer y su Escuadrón suicida (2016) quien se llevó presumiblemente las peores críticas del universo hasta la fecha y es que ese intento basto no era más que un batiburrillo de neones y una terrible fotografía llena de personajes con 0 dimensión de entre los que destacaban dos cosas: La reina (Harley Quinn) quien se llevó todas las miradas y el único spin off rentabilizado y una mala malísima, Amanda Waller, interpretada por Viola Davis,  la jefa de la misión suicida. Después de eso Warner se dio cuenta de que tenía que su escuadrón tenía que cambiar de manos y tomando buena nota de eso, así lo hizo y cayó en las manos del siempre interesante James Gunn y fue entonces cuando al fin se obró el milagro.

El escuadrón suicida de James Gunn no es una secuela, tampoco es un remake, ni tan siquiera un reboot de la de David Ayer, pero a las vez es las tres cosas. Esta nueva entrega recupera el concepto de alistar a un grupo de gamberros al margen de la ley para una misión suicida bajo la promesa de reducirles en 15 años sus respectivas condenas. Para ello Gunn recupera a algunos personajes, sustituye a otros y presenta a otros nuevos y de ese modo arriesga y gana con todo el equipo al desestructurar lo visto anteriormente para darle un nuevo y muy necesario enfoque narrativo y visual. Este escuadrón es sucio, salvaje, descarado y extraordinariamente carismático.  James Gunn rinde un culto que enaltece al cine de superhéroes dándole un acabado mucho más “cartoon” y con personalidad propia, que le sirve para de paso referenciar algunos de sus anteriores trabajos en films de culto como su singular debut Slither (La plaga, 2006) y Super (2010) y lo hace siendo todo el tiempo cien por cien Gunn y cien por cien DC cómics, demostrando un buen hacer y un delirante ritmo cinematográfico que ya quisiera Zack Snyder después de nacer tres veces.

Esta película vuelve a ser de algún modo una historia de orígenes de superhéroes pero al mismo tiempo es también el asentamiento oficial de Harley Quinn como el mejor personaje del Universo DC y como la auténtica reina de la fiesta, capaz de brillar y tener posiblemente los mejores momentos del film sin eclipsar al resto de sus compañeros. Unos compañeros bastante acertados dicho sea de paso. La misión al final es casi lo de menos, nuestros super villanos tendrán que viajar hasta la isla Corto Maltese, una jungla repleta de enemigos, en donde tendrán que detener a un grupo terrorista que aparentemente pone en peligro la seguridad de los Estados Unidos, pero como era de esperar, ese es solo el pretexto y lo que allí ocurre es mucho más sorprendente, inesperado y sensacionalmente divertido. Un film que juega a desconcertar desde el minuto 1 y que mantiene el reto hasta después de los créditos. Gunn escribe y dirige un guión que le va como anillo al dedo en el que juega a invertir los roles clásicos del cine de acción y de superhéroes y a desestructurar todo lo visto anteriormente para darle un nuevo cometido y lo que es más importante un alma.

El escuadrón suicida no es solo una de las mejores películas de superhéroes que se hayan hecho nunca, es también una de las mejores (sino la mejor) película de James Gunn, quien aquí demuestra lo bien que se pueden hacer las cosas cuando un estudio te deja total libertad creativa para hacer aquello que él sabe hacer mejor que nadie: el gamberro. Estamos muy probablemente ante una nueva era en la que al fin DC está empezando a entender qué hacer con sus personajes y este film es la mejor prueba de ello, su casting es fantástico y maravilloso del primero al último, destacando siempre a Margot Robbie quien ya pertenece a eso que se conoce como “actriz todoterreno”, Idrils Elba, John Cenna, Joel Kinnaman, Nathan Fillion, Jai Courtney, Daniela Melchior, Juan Diego Botto y por supuesto Sylvester Stallone con su ya icónico King Shark. Un reparto de escándalo para una película que es pura dinamita.

Título original: The Suicide Squad Director: James Gunn Guión: James Gunn Música: John Murphy Fotografía: Henry Braham Reparto:  Margot Robbie, Idris Elba, Viola Davis, David Dastmalchian, John Cena, Jai Courtney, Joaquín Cosío, Nathan Fillion, Joel Kinnaman, Mayling Ng, Flula Borg, Sean Gunn, Juan Diego Botto, Storm Reid, Pete Davidson, Taika Waititi, Alice Braga, Steve Agee, Daniela Melchior, Peter Capaldi, Jennifer Holland, Michael Rooker, Sylvester Stallone Distribuidora: Warner Bros. Pictures Fecha de estreno:  06/08/2021