578105_vf

Han pasado doce años desde que Louis, un joven escritor, viera a su familia por última vez. El lazo se rompió, y después de todo este tiempo decide volver a casa, a visitarlos, con una noticia bajo el brazo: se está muriendo. Allí encontrará recuerdos, viejos vínculos y nuevas caras, en un día lleno de emociones, tanto por el pasado que vuelve como por el presente que encuentra y el futuro que nunca llegará. Así arranca la sexta película del director canadiense Xavier Dolan, que adapta una obra de teatro de Jean-Luc Lagarce bajo su particular estilo.

Resulta curiosa la visión algo condescendiente que tiene parte de la crítica hacia Dolan, devenida principalmente por su edad. Y es que parece que el hecho de haber dirigido ya seis película no cuenta tanto como el tener 27 años y, por ello, considerársele más una promesa que una realidad. Por mi parte no diré que Dolan es un director consagrado, pero tampoco alguien que está dando sus primeros pasos; su cine ha evolucionado mucho desde su ópera prima, y lo seguirá haciendo, pero el hecho de que más adelante puede desarrollar otro tipo de narración, quizá más madura a la vista de algunos, no significa que las películas que está firmando a día de hoy sean fruto de alguien inexperto o falto de claridad en sus objetivos. Si algo demostró en Laurence Anyways y, sobre todo, en Mommy, es su envidiable fuerza a la hora de contar historias y utilizar todos los elementos cinematográficos para llevarlas al lugar donde él quiere; su cine en ocasiones puede parecer un torbellino sin control, pero todo está medido hasta el último detalle.

773412-4

Así, Solo el fin del mundo es otro paso más en la carrera de un autor imparable. Ahora bien: es un paso distinto y, en ocasiones, no tan firme. Estamos ante una película intensa, en la que a menudo la capacidad visual de Dolan se ve encerrada por escenas en las que los diálogos son los que llevan la batuta. De hecho, más allá de un par de secuencias en modo de flashbacks en las que el director vuelve a echar mano de canciones poperas, el resto del filme cuenta con la preponderante música de las discusiones, las frases hirientes, los gritos y la histeria centrada, especialmente, en el personaje de Vincent Cassel, con momentos que rozan lo insoportable. Al otro lado del espectro tenemos a Marion Cotillard, haciendo de una mujer introvertida que guarda sus emociones para sí misma, además de sentirse incómoda en ese vaivén de reproches en el que se convierte la velada. El reparto se completa con una estupenda Léa Seydoux, la madre interpretada por Nathalie Baye y el propio protagonista, Gaspard Ulliel, con una actuación muy compleja que resulta uno de los puntos más positivos de la obra.

Solo el fin del mundo es una película irregular. Los grandes momentos, como las secuencias de los recuerdos o el final, se ven algo diluidos por un conjunto que busca ser tan intenso, tanto por las palabras de Jean-Luc Lagarce como por la realización de Dolan, que parece excederse. Y personalmente no me molestan ver discusiones familiares acaloradas en el cine, pero aquí hay momentos que parece que se abraza la histeria solo por el placer de la intensidad que ello trae, sin un motivo más allá. Además, el conflicto con el que llega el personaje, que es el hecho de anunciar su muerte a un grupo de personas que apenas reconoce, se diluye ante ese torbellino de gritos y reproches; por suerte Dolan se guarda ases en la manga, como esos momentos mencionados, y el sabor de boca al salir del cine es bueno, pero también me resulta imposible no pensar que este nuevo paso le aleja de la redondez de sus dos anteriores obras. O bueno, puede que sea un punto final de cara a proseguir con la evolución de su cine. No lo descubriremos hasta el estreno de la siguiente.

3_estrellas

 

Título original: Juste la fin du monde Director: Xavier Dolan Guión: Xavier Dolan Música: Gabriel Yared Fotografía: André Turpin Reparto:    Léa Seydoux, Nathalie Baye, Gaspard Ulliel, Vincent Cassel, Marion Cotillard,Antoine Desrochers, Sasha Samar Distribuidora: Avalon Fecha de estreno:  06/01/2017