Este verano es la resaca del Mundial, hemos pasado de la liguilla de grupos con la desgracia de España, que cayó eliminada ganando un partido, hasta llegar a unos octavos lleno de prórrogas con varios Deus ex machina. Eso son palabras mayores para uno de los eventos del año siendo el momento ideal para rodar películas sobre el tema del balompié como es Grimsby, comedia futbolística dirigida por Louis Leterrier donde el cómico Sacha Baron Cohen protagonizará la cinta interpretando a un hooligan acompañado de Mark Strong, que será su hermano.

A través de la cuenta de Eric Idle (integrante de los Monty Python que se podrán ver en España en varios cines) se ha mostrado la ‘primera imagen’ de Cohen enfundado de futbolista.