Dicen que lo más grande que puede conseguir un artista es el EGOT (Emmy, Grammy, Oscar, Tony). David Fincher ha puesto otra piedra en su currículum para conseguirlo. Al Emmy conseguido por House of cards, se suma ahora el Grammy al Mejor director de un videoclip que ha ganado por el videoclip Suit & Tie de Justin Timberlake y Jay-Z. Curiosamente al director aún se le escapa el Oscar, al que ha optado dos veces por El curioso caso de Benjamin Button y La red social. 

Este es el videoclip por el que ha ganado el premio.