La LEGO película – Construye tu imaginación | La Cabecita

Lego2

Nunca he sido un gran jugador de Lego. Mi habilidad de construcción se limitaba a juntar no más de 10 piezas y a ensamblarlas de la manera más sencilla que se me pasara por mi mente. Una casa perfectamente cuadriculada, una pistola que no era más que un “L”. Quizá por eso, más que nadie, he sentido una completa fascinación cuando veía las maravillas que verdaderos artistas eran capaces de crear con estos pequeños ladrillos creados en Dinamarca. Y es que si algo tienen estas piezas, y ahí radica posiblemente el principal misterio de su éxito, es que son un juego tan libre, que permiten expandir al máximo la imaginación del niño (y los no tan niños) que lo utilizan. Bien, uno puede pensar que a estas alturas la marca Lego lo último que necesita es una “película-anuncio”. Su marca es de las más conocidas del mundo, han expandido su mundo más allá de sus famosas piezas de construcción a juegos de ordenador e incluso un parque de atracciones. Pero tampoco creemos que Google necesitará promocionarse, y ahí están Los becarios, la perfecta película anuncio. Por suerte, La LEGO película no se limita a ser una película anuncio, es más, al contrario, nunca te deja la sensación de que te estén tratando de vender, sino que simplemente estás presenciando a dos personas (¿dos niños grandes?) como Phil Lord y Christopher Miller que están utilizando las piezas Lego para expandir su imaginación y crear un mundo completamente nuevo.

El protagonista de La LEGO película es Emmet, un trabajador de la construcción que vive completamente feliz en el mundo afín a las normas. Sigue siempre el plan establecido, saluda, es cortés, disfruta del único programa de televisión que existe (¿Dónde están mis pantalones?) y tararea en todo momento esa especie de himno de la felicidad establecida llamado Todo es fabuloso (Everything is awesome en su versión original, e interpretado por las fantásticas artistas canadienses Tegan & Sara). Emmet es un hombre completamente regular, no destaca, no llama la atención, incluso su cara es difícil de reconocer porque simplemente es estándar. La vida de Emmet cambiará cuando conozca a una chica llamada Supercool, sin quererlo encontrará una pieza (no Lego) que se le quedará anclado a la espalda y descubrirá el peligroso plan que el Megapresi tiene para acabar con la feliz población de Legos. Tan sólo un grupo de constructores, que resisten fuera de los límites de la ciudad por no querer permanecer en el orden establecido por el Megapresi, podrán ayudar a Emmet a acabar con este plan y alzarse como todo un héroe (aunque él no desee serlo).

Lego

Una de las elecciones que llaman la atención en La LEGO película es el estilo de animación que se ha buscado utilizar. Aunque La LEGO película es una película realizada completamente a ordenador, el estilo visual aportado por Chris McKay (creador de Robot Chicken) permanece realmente cercano al stop-motion, dejando la sensación de que realmente todo no es más que un gran juego. Lord y Miller ya habían demostrado en Lluvia de albóndigas e Infiltrados en clase lo acertada que es su apuesta por el absurdo. En La LEGO película permanecen fieles a ese estilo que tan bien les ha funcionado hasta ahora. Su humor absurdo y con mala baba recuerda a las creaciones de Trey Parker y Matt Stone (pasadas por filtro para que pueda ser vista por los menores), y por momentos nos sentimos dentro de los universos de Team America o South Park, sobre todo con personajes como Bad cop, que tienen completamente su sello de identidad. Pero la película no para ahí, y el logo de Warner parece un anticipo de que nos vamos a encontrar una película cuyo espíritu permanece cercano al de Tex Avery y Chuck Jones, sus caricaturas se cambian por piezas de plazo, pero sigue el mismo sentido de la violencia y la inventiva que se desarrollaron en las Merrie Melodies.

Pero más allá de todo esto, y aunque se la pueda acusar de caer en convencionalismos, lo que nos deja también La LEGO película es un mensaje sobre la libertad de la imaginación. Cómo lo más grande en cualquier juego, y en la propia vida, se desarrolla esquivando el guión establecido, aunque éste sea el manual de instrucciones de Lego, pues lejanos al espíritu libre con el que se originó todo, ahora, dese la empresa, se muestran obligados a dictar todo lo que el jugador de Lego tiene que hacer, sólo para que así se sienta realizado construyendo todo aquello que ha comprado para hacer, como si simplemente fueran las piezas de un puzzle. Al igual que Emmet, creer que la felicidad es simplemente seguir las normas. Este espíritu en pos de la imaginación, se acerca mucho a lo que narró John Lassetter en las películas de Toy Story. Y aunque el tono, pueda chocar ligeramente con el desenfadado y gamberro tono con el que la película comienza , nunca se siente impostado. La LEGO película es un canto a la imaginación, una película totalmente libre e irreverente. Una obra realmente divertida que sorprenderá a mayores y pequeños. Dónde el héroe (y aquí hay muchos y de todo tipo que van desde Abraham Lincoln, Gandalf, Dumbledore o toda la saga de héroes de DC hasta el propio Milhouse) no es más que uno mismo. Puede que como yo, haya muchos que jamás supieron jugar con Lego, pero no se preocupen, que aquí está película para permitir que todos sintamos que estamos creando un mundo completamente nuevo, aunque no pasemos de juntar dos piezas, porque simplemente eso, ya es algo nuevo.

4_estrellas

Ficha técnica:

Título original: The Lego Movie Director: Philip Lord, Chris Miller Guión: Philip Lord, Chris Miller Música: Mark Mothersbaugh Fotografía: Barry Peterson Distribuidora: Warner Fecha de estreno: 07/02/2014