3IN_2922

De un tiempo a esta parte la expresión “una divertida comedia francesa” es capaz de provocar sudores fríos, fiebres e incluso desmayos en algunos aficionados al cine que han podido catar lo que este subgénero del cine francés ha dado de sí los últimos años. Parece que la vergüenza ha abandonado a muchos realizadores galos que se embarcan en aventuras cuyo triste final auguramos incluso antes de empezar cada una de sus películas.

Corría el año 1995 cuando los hermanos Didier Bourdon, Bernard Campan y Pascal Legitimus dirigieron y protagonizaron una divertida (para la época; los noventa son años oscuros) comedia sobre tres hermanos llamados Didier, Bernard y Pascal que corrían mil y una aventuras. Parece ser que aquello no fue suficiente y han decidido unir sus fuerzas de nuevo para brindarnos Tres hermanos y una herencia, secuela de su anterior película en la que vuelven a dirigir y protagonizar (y llamarse) de la misma forma. En este caso los hermanos están enemistados pero se volverán a juntar para ponerse de acuerdo en pagar un descubierto que tiene la cuenta corriente de su difunta madre.

Es fascinante los derroteros que toma la película a partir de tan peregrino argumento. No puede imaginar leyendo esta reseña la cantidad de cosas locas que pasan en Tres hermanos y una herencia en tan solo dos horas de película. Cuesta creer que los tres directores no escribieran el guion de la película hasta arriba de lisérgida. El desfile de escenas demenciales, de personajes chorra, de momentos dignos de Muchachada Nui es infinito.

3FR_9081

La película, víctima de este planteamiento, está deslavazada y rota por múltiples sitios, carece de ritmo, de sentido o de algo parecido a un desarrollo narrativo suave pero da igual. Las risas están aseguradas; la broma de estos tres directores es clara. El resultado, no tanto. Porque Tres Hermanos y una herencia puede parecer desde una comedia gamberra hasta (fíjense) serie B, por algunos de los momentos que brinda, pero en general el bloque no es satisfactorio ni mucho menos. La broma no se lleva hasta sus ultimas consecuencias y dura demasiado; demasiada presentación, demasiado desenlace. Si el objetivo es hacer reir con las situaciones mas absurdas no es necesaria una trama tan larga; si se quería contar algo de una forma un poco más desarrollada entonces es evidente que sobran mamarrachadas.

Tres hermanos y una herencia alcanza el objetivo, no poco fácil, de hacer reír. Pero lo hace a costa de sacrificar lo que podría ser una película mucho más interesante y con un humor muy particular que no gustará a todo el mundo. No parece una película muy inteligente en este aspecto. No tiene un humor universal que pueda ser recordado en el tiempo. Es una broma de los tres directores; es su película y la han hecho exactamente como querían. Pero esto no es suficiente.

2_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Les trois frères, le retour Director: Didier Bourdon, Bernard Campan, Pascal Légitimus Guión: Didier Bourdon, Bernard Campan Música: Olivier Bernard, Didier Bourdon Fotografía: Pascal Caubère Reparto: Didier Bourdon, Bernard Campan, Pascal Légitimus, Sofia Lesaffre, Antoine du Merle, Christian Hecq, Daniel Russo, Vivienne Vernes Distribuidora: Vértigo Films Fecha de estreno: 31/07/2015