También los rockeros hacen canciones para películas, y casi siempre los señores de la academia se olvidan de ellos, ¿por qué? Pues no lo sabemos muy bien, quizá porque salvo que te llames Bono y te dediques a hacer la misma canción una y otra vez no conseguirás la nominación. Aunque siendo justos, aquella maravillosa Things have changed de Bob Dylan consiguió una más que justa estatuilla, e incluso Bon Jovi llegaron a estar nominados al Oscar con Blaze of glory, pero aquí van cinco canciones de grandes roqueros que ni siquiera consiguieron la nominación. Y otras son olvidos a medias, por eso no vamos a incluir la ilógica exclusión en su año de aquel maravilloso tema de Bruce Springsteen por su tema The Wrestler para El luchador, el músico ya ganó la estatuilla por Streets of Philadelphia, pero siguen sin ser cosas que no entendemos.

R.E.M. – The Great Beyond (Man on the Moon)

Que el biopic sobre Andy Kauffman que dirigió Milos Forman tiene su explicación simple y llanamente en la maravillosa canción que años antes había compuesta la banda de Michael Stipe sobre el cómico. Así que en mutua cooperación, la banda compuso uno de sus mejores temas (decir esto hablando de R.E.M. es decir que hicieron una de sus ¿50? mejores canciones), una canción que salía del homenaje a Kauffman para simplemente ser kauffmaniana al máximo, no hay mejor prueba de ello que su fantástico estribillo que decía así: “I’m pushing an elephant up the stairs / I’m tossing up punch lines that were never there / Over my shoulder a piano falls / Crashing to the ground”. El único reconocimiento que tuvo la canción fue una nominación al Grammy a la Mejor canción escrita para una película. Terrible.

Chad Kroeger – Hero (Spider-man)

Jamás una película de superhéroes ha tenido un tema más contundente que el Spider-man de Sam Raimi (con la excepción de Main Theme de Superman que compuso John Williams, claro). El líder de Nickelback compusó una balada rock estupenda, que tenía además un estribillo de lo más pegadizo: “And they say that a hero can save us / I’m not gonna stand here and wait / I’ll hold on to the wings of the eagles / Watch as we all fly away.” La canción estaba interpretada por la élite del Rock a principios de siglo, Josey Scott de Saliva cantaba junto a Kroeger, el bajista del grupo Mike Kroeger o el batería de Pearl Jam; Matt Cameron también formaban parte de la canción. Fue un pelotazo, llegó al número tres del Billboard y consiguió 4 discos de platino en Estados Unidos, pero una vez más, sólo los Grammy se acordaron de ella cuando llegaron los premios.

Tom Waits – Back in the Good Old World (Noche en la tierra)

Vale, es cierto que Tom Waits si llegó a estar a nominado al Oscar por la banda sonora de Corazonada de Francis Ford Coppola, pero ninguna canción de aquella Banda sonora fue nominada como tal, y tampoco lo estuvo años después el maravilloso tema que compuso para Noche en la tierra de su buen amigo Jim Jarmusch. Waits compuso la banda sonora completa de la película, que incluía un precioso Back in the Good Old World con el que la película se cerraba, pero absolutamente nadie se acordó de la maravillosa voz rota de Waits.

Eddie Veder – Society (Hacia rutas salvajes)

Otro que compuso la banda sonora para una película entera fue Eddie Veder, el líder de Pearl Jam lo hizo con Hacia rutas salvajes, que dirigió Sean Penn, un disco que estaba lleno de canciones de lo más hermosas, Setting Forth o Guaranteed eran temas maravillos, pero si tuviera que destacar uno, sería sin duda el Society que he marcado, entre otras cosas porque era el que mejor marcaba el espíritu de la película y de Chris McCandless con esas dos líneas tan desoladoras: “Society, you’re a crazy breed / I hope you’re not lonely without me”. Lo más curioso es que nadie se acordo de este Society en la temporada de premios, Guaranteed estuvo nominada al Globo de Oro y al Grammy, y Rise consiguió una nominación a los premios de Satellite. Nos habría valido también la nominación de cualquiera de éstas, pero no, los Oscar no se acordaron de ella, como tampoco lo hicieron de aquella maravillosa actuación de Emile Hirsch.

Red Hot Chili Peppers – Soul to squeeze (Los caraconos)

Cerramos la lista con una pequeña trampa, pero que viene marcada por las ilógicas normas a la hora de nominar una canción, porque Soul to Squeeze es la canción de Los caraconos. El grupo la grabó cuando componía el maravilloso Blood Sugar Sex Magik pero ésta no se publicó en su momento y tan sólo apareció como la Cara-B de Give it Away. El tema fue rescatado dos años después con la película, cuando entonces sí, fue además lanzado como single, con un videoclip tan maravilloso y estraño como la propia canción centrado en un circo que parecía salido del imaginario de Tod Browning con claras referencias a la película. Pero las normas fueron ilógicas como tantas veces, y al no ser una composición para la película no pudo optar a premios. Igualmente, debíamos rescatarla aquí.