Ayer tuvimos la suerte de asistir a la charla de Àngel Sala en la Fábrica Moritz, en la que nos avanzó algunas novedades sobre el festival y respondió las preguntas de algunos fans y prensa allí desplazada. Empezó con uno de los platos fuertes, anunciando que Sitges proyectará The world’s end, la nueva película de Edgar Wright, protagonizada de nuevo por Simon Pegg y Nick Frost. La película trata sobre un grupo de amigos que se topa con un ataque alienígena mientras están haciendo una ruta por varios pubs. Este es el tercer trabajo de Wright con Pegg y Frost tras Shaun of the dead (2004) y Hot fuzz (2007).

También se proyectará en la sección oficial Borgman, la nueva película del director holandés Alex van Warmerdam, tras su paso por Cannes. Es una comedia negra que generará polémica, como anunció Sala. Además de esta película, Sitges aprovechará la ocasión para proyectar otras películas del mismo director. Otras producciones que llegarán: We are what we are, remake de la mexicana Somos lo que hay (Jorge Michel Grau) que curiosamente se proyectó en el festival en 2010, dirigida por Jim Mickle; Patrick, remake de Patrick (Richard Franklin, 1978), dirigida por Mark Hartley; VHS-2, tras el éxito de la primera parte (y de la que no tardará en llegarnos hasta una tercera); la expedición a la cuarta luna de Júpiter de Europa report de Sebastián Cordero; The strange colour of your body’s tears (Hélène Cattet y Bruno Forzani), película de obligado visionado según Sala; y por último, en la sección Sitges Family se presentará Mariah Mundi and the Midas Box, una película de aventuras estilo Harry Potter con Michael Sheen, el “jurásico” Sam Neill y la televisiva Lena Headey.

Aprovechando el turno de preguntas, también se dieron pistas de películas que podrían entrar y otras que ya se consideraban descartadas. Empecemos por las malas noticias y es que probablemente no esté el remake de Old boy de Spike Lee y está complicado el remake de Carrie de Kimberly Peirce. Lo positivo es que se está trabajando para que lleguen al festival otras producciones como Open windows de Nacho Vigalondo, que se encuentra en estos momentos en postproducción y falta ver si llega, pues en esta película en concreto es un proceso muy elaborado. También se están haciendo esfuerzos para que lleguen The Green inferno (Eli Roth) y The sacrament (Ti West), ambas producidas por Eli Roth, que ya estuvo el año pasado presentando Aftershock (Nicolás López), además de Snowpiercer (Bong Joon-ho).

Àngel Sala quiso reservarse más anuncios por respeto a otros festivales que aún no han anunciado el grueso de su programación. Lo que sí quiso dejar claro es que le gustaría una programación que generara debate, que motive a la gente a comentar las películas, ya sean buenas o malas. Aquí estuvo un poco nostálgico, confesando que echaba de menos esa época en la que había películas que motivaban un cierto debate en contraposición con la época actual que parece haber sesgado un poco esta costumbre. También confesó que el festival tiene muy buena relación con The asylum, muy conocida ahora tras su Sharknado y mostró cierta predisposición a programar algo, aunque lo dejó como una gran incógnita. Con el tiempo sabremos si al final The asylum está presente en el festival.

Para terminar, sólo comentar que actualmente ya están los abonos a la venta. Podéis encontrarlos en la página del festival.